martes, 3 de abril de 2012

O TODO, O NADA

Llevo días dándole vueltas a este asunto que os voy a exponer. 

Y de hecho ya lo he hablado con algunos clientes. Yo no sé si es sólo en Valencia o en España en general. Lo que sí se, es, que tiene que ver con nuestro carácter y educación
Os cuento:
Seguro que a todos o casi todos, os habrá pasado, lo de ir a un restaurante a comer o cenar, con familia o amigos. Llegar hambrientos y ponerse a pedir los tropecientosmil platos que hay en la carta
A uno le gusta una cosa, y por eso la pedís. El otro, que no le  gusta lo que se acaba de pedir, pide su plato preferido, y así sucesivamente... No es que eso suela pasar en contadas ocasiones, es que, en mi opinión, es regla general. No sé si debería escribirlo en presente o en pasado, porque lo que quiero exponer viene a cuento.
Ahora que ya nadie sale a ningún sitio, no se puede decir lo mismo. Pero el caso es, que ya nadie sale a ningún sitio, porque si sale, tiene que pedir TODO lo que está en la carta... y el bolsillo no acompaña...
Hace unos tres años o cuatro, comer o cenar en un restaurante, no nos parecía caro (pero si lo pensamos ahora, con los  bolsillos de ahora, nos costaba un riñón, señores!!), incluso pedíamos otra botella de vino, para el postre! Que se quedaba llena en la mesa!!

Bueno, pues el caso es que ahora ya no lo hacemos, pero no lo hacemos porque no salimos. Y no salimos porque no podemos pedir lo que pedíamos, y claro, para eso, no salgo. Cómo????

Si, si. Preferimos quedarnos en casa con los morros bien grandes, a salir, tomarnos una copa de vino, un cerveza, un poco de jamón o unas simples papas, y regresar a casa a cenar. Eso nosotros???? No, no.. Faltaría más.
Nosotros, o todo o nada!!
Desde que tengo la tienda, he oído ya en muchísimas ocasiones eso de Yo o salgo bien o no salgo. Y también: "Es que para salir y no poder disfrutar.."

También es cierto, que poco a poco, voy observando cómo las cosas van cambiando... muy lento, pero van cambiando. Ya ves a muchos, "adaptándose". Porque claro, si no es así, no saldrían en meses!!


El asunto está muy mal. Pero muy, muy mal. Y al igual que los establecimientos de hostelería se están adaptando y ofreciendo otras alternativas, también el consumidor tiene que adaptarse a la situación y saber o aprender a consumir de otra manera. 

Y si hoy por hoy, ya no podemos salir todas las semanas de restaurante cómo hacíamos hace apenas dos años, en dónde pedíamos a diestro y siniestro, ahora, tenemos que aprender a disfrutar de otra manera. Que además de resultar más económico, lo podemos hacer más a menudo!!

Esther

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada