viernes, 21 de marzo de 2014

EL PLATO FUERTE DEL BANQUETE DE LA VIDA.

Hay muchas clases de amigos. Y yo, por suerte, tengo muchos. Dicen, que los amigos de verdad, se pueden contar con los dedos de una mano. Puede ser. Pero yo hablo de la amistad. De los amigos de la infancia que ahora son más amigos. O de los de después, que te conocen cómo si fueras su hermano. Los del trabajo, que ya no son compañeros pero si amigos. Y te echan una mano. Y siempre están ahí. De los nuevos, que saben escuchar y siempre te dan un buen consejo. Con todos, me iría a comer por ahí. Con todos, me tomaría una copa. Con todos, abriría un vino. Porque, cómo dijo, Enrique Rojas: "La amistad, es el plato fuerte del banquete de la vida."

No puedo hablar de un tirón de todos a la vez. Imposible.


               Foto vía
                     
El pasado fin de semana me pasó algo muy bonito. Una amiga, muy muy amiga, a la que quiero como a mi vida, a la que he estado muy unida y a la que me he peleado con ella más que con nadie, me llamó el viernes, porque "tenia ganas de oírte. Estaba aquí con una amiga tomando un vino, y me apetecía escucharte y ver cómo estabas".


                             Foto vía Pinterest

Yo no sé si es que tuve una mala semana, que me hago mayor o que soy una sensiblona, pero esa llamada, me alegró el corazón.

El sábado, además, otro amigo, que está más lejos, que ha emprendido una nueva vida y está feliz, me volvió a enviar uno de esos mensajes suyos de emoticonos de besos. Y me decía que tenía ganas de verme, y que él y su pareja, deseaban que J y yo fuéramos a pasar un fin de semana con ellos. Nos llevaría de tapas y de vinos...
Y yo, otra vez, el corazón venga a dar saltos.

Foto vía Pinterest

Y es que, soy una afortunada. Porque, ya os lo he dicho, tengo grandes amigos. Me quieren. Lo sé. Me lo dicen y me lo demuestran. Puede ser eso más bonito??? 

A raíz de esto, me he parado a pensar en mis amigos. En la amistad. Y en los buenos momentos que hemos pasado juntos. 
Y cómo no podía ser de otra manera, la mesa siempre ha estado de por medio. Comidas y cenas, vinos, gintonics... y también fiestas locas. También. De éstas últimas una cuantas. Para que os voy a engañar...


                      Año 2005. El casino de Logroño. 
                           4 días entre Bodegas. Inolvidable

Risas y más risas, peleas, lloros de alegría, más peleas. Pero momentos tan, tan llenos de vida...


                   Sé que querrá matarme cuando vea ésta foto...

Hemos disfrutado de todos esos momentos y nuestra juventud uniendo nuestras copas. Celebrando. Cumpleaños, fiestas sorpresa, escapadas, comidas inesperadas, despedidas...


                                          Octubre de 2006. Fiesta sorpresa!

Y es que casi TODO lo que acontece en la mesa, me trae muy buenos recuerdos


Dentro de poco, hará 3 años desde nuestro último encuentro. Organicé una despedida para LOS AMIGOS. Los chicos, me refiero. Bueno, también fuimos algunas chicas. Pero las MÁS. Aprovechamos también la buenanueva de una personita que vino al mundo. Nos fuimos a Fontanars, a casa de Dani Belda. El padrino y la madre de la personita eran los anfitriones. Comimos y bebimos vinoGran vino.


                     Amigos y viñedos de Dani Belda.

Y por la tarde, vino el lío. Tomamos gintonic. Y luego jamón. Y tortillas, y más gintonic. Y whiksy. También whisky. Y nos reímos. Nos reímos mucho. Un montón. Fue una gran despedida. 




Luego en la boda, también nos reímos. Y lloramos. Somos así. Unos sensiblones. Y otra vez, en torno a la mesa. Y con vino. Buen vino. Y luego gintonic, y música. Y risas. Muchas risas.

Y ya veis, han pasado casi ya tres años. Y yo creo que ha pasado ya mucho tiempo. Que la aguja va muy deprisa. Y nosotros también. Y tengo ganas de volver sentarme en torno a la mesa con ellos. Beber buen vino. Reírnos. Hablar. Hablar y hablar. Tomar copas. Que se hagan las mil. Que hablemos del pasado. Y contemos nuestros planes de futuro. Que repitamos el "te acuerdas" un millón de veces. Y que vivamos el ahora. Que saquemos fotos. Que bebamos gintonic. Que riamos. Que nos queramos.  


                                          Una de las comidas que más nos reímos. 
                       Fue en Casa Manolo. En semana santa de 2007!! 


Por supuesto, NO están todos los que SON.


Y vosotros, ¿ sois de los que piensan que los amigos se cuentan en una mano?? 


Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada